En la actualidad, muchas organizaciones integran soluciones de múltiples proveedores cloud, aunque en algunos casos todavía no sean conscientes de ello. Muchas aplicaciones o servicios podrían estar alojadas en un solo proveedor de cloud, aunque la realidad nos lleva a distribuir en múltiples proveedores.

¿Qué es Multicloud?

En pocas palabras, una organización con una estrategia Multicloud es aquella que utiliza servicios de proveedores cloud múltiples. El objetivo es dividir los servicios en proveedores como Amazon AWS, Microsoft Azure, Google Cloud Platform, IBM Cloud, Linode, Digital Ocean, CloudFlare, entre otros.

Con Multicloud puedes administrar múltiples sistemas operativos, software, bases de datos, etc, entre diferentes proveedores cloud. Tal vez empieces utilizando Amazon AWS, pero descubres que ciertos procesos de tu organización también tienen algunas aplicaciones en Microsoft Azure. Esto es muy común, y es normal en una organización tener servidores Linux y Windows.

El uso de Multicloud te ofrece la capacidad de utilizar el servicio adecuado para alcanzar el éxito de un objetivo concreto. Al igual que un determinado lenguaje de programación o plataforma puede ser mejor para ciertos escenarios, un servicio cloud específico también puede ser "adecuado" en ciertos casos.

¿Por qué una estrategia Multicloud?

Hay muchas razones por las cuales deberías valorar el uso de múltiples proveedores de servicios cloud, aunque en un mundo perfecto solo necesitarías un único proveedor y posiblemente puedas lograrlo dentro de tu organización. Sin embargo, con el tiempo identificarás que tu organización acaba utilizando múltiples proveedores cloud por diversas razones. Estas razones van desde tus preferencias personales, pruebas de nuevos servicios, hasta decisiones directivas, costes, entre muchas otras.

Estas son algunas de las razones por las cuales tu organización puede encontrarse en algún momento, ya sea al desplegar aplicaciones o servicios distribuidos en múltiples proveedores cloud:

  • Equipo: dependiendo de tu equipo de trabajo, es posible que conozcáis a un proveedor cloud mejor que a otro, por afinidad o por conocimiento técnico. Incluso si cambia alguna pieza relevante en tu equipo, es posible que debas aceptar un cambio de proveedor para adaptarte a nuevos conocimientos o afinidades, todo sea por trabajar de manera eficiente.
  • Universalidad: es posible que empatices más con un proveedor que otro y desee utilizar este más que otros, pero posiblemente tengas sistemas en producción que no se puedan migrar de forma eficiente del proveedor actual. Esto puede ser frustrante si no evalúas previamente los riesgos de migración de servicios. Pero el esfuerzo supone un éxito a largo plazo.
  • Costes: dependiendo de tus requisitos, puede que te resulte más económico alojar y ejecutar un determinado sistema en un proveedor cloud en lugar de otro. Esto podría significar una migración de un proveedor cloud preferido hacia otro.
  • Heterogeneidad: si tú y tu equipo pensáis que no os podéis casar con ningún proveedor cloud, deberéis distribuir la infraestructura entre diferentes proveedores.

Como ves, estas son algunas de las razones por las que las organizaciones pasan a aplicar una estrategia multicloud, ya sea por heterogeneidad o forzado a las necesidades de negocio.

Reflexiones

Antes de lanzarte a la adopción del multicloud, hay una serie de consideraciones que deberías valorar. Aquí va una breve lista:

  • Una aplicación, un cloud: es mejor no distribuir diferentes servicios de una misma aplicación en múltiples proveedores cloud. Ya que esto te puede conllevar un incremento en la latencia de red, así como incrementar los costes al transferir datos entre diferentes centros de datos. La gran mayoría de proveedores aplican beneficios económicos al utilizar diferentes servicios integrados por el mismo proveedor. Un ejemplo es el uso del servicio SES de AWS desde servidores AWS EC2, Amazon ofrece hasta 62.000 emails gratuitos con SES si la llamada a este servicio se realiza desde un servidor EC2.
  • Latencia: puedes aprovechar múltiples proveedores cloud para incrementar la localización y disponibilidad de servicios de tus aplicaciones para tus usuarios. Puedes distribuir la carga en múltiples instancias en múltiples clouds. De este modo podrás localizarte cerca de tus usuarios finales y así conseguir disminuir al mínimo la latencia.
  • Competencias: al administrar soluciones distribuidas en múltiples proveedores cloud, es probable que aumenten los costes de la organización en formación para poder capacitar al equipo. Naturalmente, el equipo debe conocer y estar familiarizado con cada proveedor para poder aplicar nuevas integraciones, actualizaciones y mantenimiento de los diversos sistemas de la organización.
  • Universalidad: como hemos comentado anteriormente, al distribuir tus aplicaciones y servicios entre los diversos proveedores cloud, estarás facilitando la migración desde un proveedor cloud hacia otro. Del mismo modo, también dificulta el diseño y mantenimiento que al elegir a un único proveedor como estándar para la organización.
  • Flexibilidad: del mismo modo que la universalidad, tu equipo tendrá la capacidad de ser más flexibles para poder actualizar, mantener o crear nuevas aplicaciones en cualquiera de los proveedores cloud que actualmente se estén utilizando.

Conclusión

La lista de motivos y la de reflexiones son reveladoras y estoy convencido de que te encuentras o te encontrarás en muchas de ellas. Con el uso de Docker o la Orquestación con Kubernetes puedes escalar a una estrategia Multicloud de forma muy eficiente, con garantías de universalidad y flexibilidad entre proveedores.

¡No tengas miedo de migrar a una estrategia Multicloud y usa la solución adecuada a cada necesidad!

Si necesitas soporte, no dudes en contactarnos y te ayudaremos a evaluar riesgos, costes y oportunidades. ¿Aplica tu organización una estrategia Multicloud?

Photo by Kenrick Mills on Unsplash

Referencias: